a


INTRODUCCIÓN


px Este libro tiene por objeto recordar lo que fue la corriente literaria del Indigenismo, cuya voz sonó-resonó en el mundo. Especialmente en los años que precedieron a la segunda guerra mundial, en que la denuncia sobre la opresión social se levantó. Se agigantó. Y estremeció.
pxEl autor más importante de la corriente fue, sin lugar a dudas, el ecuatoriano Jorge Icaza. Su novela Huasipungo alcanzó gran difusión en medio de unos años en que inquietaba el ideal comunista, el fogoso discurso de la Revolución Roja. Al irrumpir el libro en Francia fue prohibido de inmediato, curiosamente, por el gobierno del socialista Leon Blum. Prohibido por su discurso revolucionario-rojo-furibundo. El hecho redundó en mayor interés por el tema. Y la obra fue traducida a diez lenguas. Hoy, sin embargo, su eco ha decaído hasta llegar, prácticamente, al desaparecimiento. Este es uno de los puntos que analizo y trato a lo largo de estas páginas:





px¿Por qué se diluyen las obras de nuestros escritores, como las de Icaza? ¿Cómo recuperar su memoria? ¿A qué se debe la falta de presencia internacional de nuestros valores literarios que han realizado obras tan importantes?
px Más allá, este libro trae una reflexión sobre un nuevo modo de ver «El Indigenismo» como un quehacer del presente con perspectivas de futuro. Todas las reflexiones convergen en una sola idea: la de procurar y alentar la presencia de nuestros escritores y representantes del quehacer cultural en el plano internacional.
pxEl mundo del arte ecuatoriano debería ser un solo gran laboratorio en donde todos trabajemos y nos ayudemos. Contamos con la ayuda de los que nos precedieron. Y contamos con nuestras voces. Que se eleven. Que se coordinen y fortalezcan para cantar un solo Ecuador grande ante el mundo.







px